Cuando viajes a Valencia, no te olvides de su rica gastronomía

¿Estás pensando en hacer una escapada a Valencia? La tercera ciudad más grande de España, a orillas del Mediterráneo, ofrece al turista no sólo un patrimonio histórico interesante y único sino también una gastronomía variada y exquisita. Independientemente de los días que estés o te alojes en ella, no te pierdas algunos de los platos y bebidas más típicos.

Aunque cuando escuchamos el nombre de Valencia, a todos nos viene a la mente el plato por excelencia, la paella, lo cierto es que la gastronomía de esta zona del Mediterráneo es más que una cocina basada en el arroz. Por si no lo sabes, aquí tienes una selección de manjares que casi son obligados degustar antes de irte de allí.

naranjas-quique (5)

All-i-pebre

Se trata de un exquisito plato cuyo secreto está precisamente en su salsa. Se trata de una mezcla espesa realizada a base de ajo, pimentón y almendras molidas a las que se le añaden trozos de anguila fresca y patatas. Todo ello se lleva a cocción a fuego lento para que todos los sabores queden fusionados y sea una auténtica delicia al paladar.

Calabaza asada

Se trata de un postre muy típico valenciano conocido por sus gentes como “carabassa torrá”. La calabaza se cocina a rodajas en el horno y se le añade por encima canela y azúcar. También se puede servir con un poco de miel e ir acompañada de un buen moscatel. Aunque es un plato sencillo en apariencia, el secreto está en su preparación, los tiempos de cocinado y en saberle añadir los ingredientes que la acompañan en el momento oportuno.

Agua de Valencia

la naranja de valencia es la fruta más preciada y archiconocida del Levante. Con ella se elabora una de las bebidas más conocidas y sabrosas, el agua de Valencia. Combina el zumo recién exprimido de la naranja con el cava y ciertos toques de vodka y ginebra, todo ello aderezado con azúcar. Es la bebida perfecta para degustar en una terraza durante las noches de verano.

Mojama de atún

En Valencia, los mariscos y pescados curados a la sal son una gran tradición. La mojama de atún es un bocado exquisito para degustar como aperitivo. Se trata de rodajas finas y pequeñas de este pescado salazonado que se sirve casi bañado en aceite de oliva virgen. Un sabor intenso, pero único.

Esgarraet

Siguiendo con los pescados curados en sal, el Esgarraet es otro de las tapas para los amantes de los bocados fuertes. En este caso, la materia prima es el bacalao seco y salado al que se le añade por encima pimentón dulce. Se presenta en pequeñas tiras bañadas, una vez más, en aceite de oliva virgen.

Y evidentemente no te vayas de Valencia sin probar una buena paella, un arroz a banda o la exquisita horchata de chufa acompañada de unos buenos fartons.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

*